24-10 San Antonio María Claret y Clará

San Antonio María Claret, obispo y fundador
Santos Ciríaco y Claudiano, mártires
San Proclo de Constantinopla, obispo
Santos Aretas y trescientos cuarenta compañeros, mártires
San Senoco, monje y presbítero
San Martín de Vertou, diácono y abad
San Evergislo de Colonia, obispo y mártir
San Maglorio de Dol, eremita y obispo
San Fromundo de Coutances, obispo y fundador
San José Le Dang Thi, mártir
San Luis Guanella, presbítero y fundador
Beato José Baldo, presbítero y fundador
Beata Maria Tuci, mártir

San Antonio María Claret y Clará, obispo. Nace en Sallent el 23-12-1807. Trabaja primero en la fábrica de tejidos paterna hasta su ingreso en el seminario de Vich. Se ordena sacerdote el 13-6-1835. Coadjutor un breve tiempo, solicita ser enviado a las misiones populares en Cataluña y Canarias, y funda la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María en julio de 1849, siendo a los pocos días preconizado arzobispo de Santiago de Cuba. Aquí realizó una inmensa labor pastoral en medio de grandes dificultades. En 1855 funda la Congregación de R.R. de la Inmaculada Concepción para la enseñanza. Trasladado a España como confesor de la reina doña Isabel II, hizo en este delicado puesto cuando pudo. Apóstol de la palabra y de la pluma, luchó bravamente por la causa de Cristo y su Iglesia. Sale de España al ser destronada doña Isabel y asiste al Concilio Vaticano I, en el que defiende la infalibilidad pontificia. Murió en el monasterio de Fontfroide (Narbona) el 24-10-1870. Canonizado el 7-5-1950.

Fuente: Todos los santos. José Luis Repetto. Ed. BAC

A ver si da fruto en adelante

Sábado de XXIX semana del tiempo ordinario. San Rafael, solemnidad en la ciudad de Córdoba.

Ef 4,7-16
Sal 121,1-2.3.4-5
Lc 13,1-9

Lectura del santo Evangelio según san Lucas:

131En aquel momento se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre había mezclado Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. 2Jesús respondió: «¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos porque han padecido todo esto? 3Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. 4O aquellos dieciocho sobre los que cayó la torre en Siloé y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? 5Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera». 6Y les dijo esta parábola: «Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. 7Dijo entonces al viñador: “Ya ves, tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a perjudicar el terreno?”. 8Pero el viñador respondió: “Señor, déjala todavía este año y mientras tanto yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, 9a ver si da fruto en adelante. Si no, la puedes cortar”».

¿Cómo no sabéis juzgar vosotros mismos lo que es justo?

Viernes de la XXIX semana del tiempo ordinario, feria.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas:

54Decía también a la gente: «Cuando veis subir una nube por el poniente, decís enseguida: “Va a caer un aguacero”, y así sucede. 55Cuando sopla el sur decís: “Va a hacer bochorno”, y sucede. 56Hipócritas: sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, pues ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente? 57¿Cómo no sabéis juzgar vosotros mismos lo que es justo? 58Por ello, mientras vas con tu adversario al magistrado, haz lo posible en el camino por llegar a un acuerdo con él, no sea que te lleve a la fuerza ante el juez y el juez te entregue al guardia y el guardia te meta en la cárcel. 59Te digo que no saldrás de allí hasta que no pagues la última monedilla».

Palabra del Señor.

23-10 Santos Servando y Germán

San Juan de Capistrano, religioso presbítero
Santos Servando y Germán, mártires
Santos Juan y Jacobo, mártires
San Teodoreto, presbítero y mártir
San Severino de Colonia, obispo
San Severino Boecio, mártir
San Juan de Siracusa, obispo
San Román de Rouen, obispo
San Benito de Herbauge, presbítero
San Ignacio de Constantinopla, obispo y confesor
Santa Etelfleda, abadesa
San Alucio, laico
Beato Juan Bono, eremita
Beato Juan Ángel Porro, religioso presbítero
Beato Tomás Thwing, presbítero y mártir
Beatas María Clotilde Ángela de San Francisco de Borgia Paillot y sus cinco compañeras, vírgenes y mártires
San Pablo Tong Viet Buong, mártir
Beato Arnoldo Rèche, religioso
Beatos Ildefonso García y cinco compañeros, mártires
Beato Leonardo Olivera Buera, presbítero y mártir
Beatos Ambrosio León Lorente Vicente y dos compañeros, religiosos mártires 

Santos Servando y Germán, mártires. Mártires en las cercanías de Cádiz durante la persecución de Diocleciano (siglo IV), cuyo culto está atestiguado desde antiguo. Son patronos de la ciudad y diócesis de Cádiz.

Fuente: Todos los santos. José Luis Repetto. Ed. BAC

22-10 San Marcos de Jerusalén

San Juan Pablo II, papa
San Marcos de Jerusalén, obispo
San Abercio de Hierópolis, obispo
Santos Felipe de Heraclea y Hermetes, mártires
San Malón de Rouen, obispo
San Valerio, diácono
San Lupencio, abad
San Leotadio de Auch, obispo
San Moderano, abad
San Benito de Massérac, eremita
Santas Nunilo y Alodia, vírgenes y mártires
San Donato Scoto, obispo 

San Marcos de Jerusalén, obispo.Según cuenta Eusebio, expulsados los judíos de Jerusalén, incluidos los judeocristianos, y sustituidos con habitantes extranjeros, con algunos de ellos se formó una nueva comunidad cristiana cuyo primer obispo fue este san Marcos. Hay que situar por ello su ministerio hacia el 136.

Fuente: Todos los santos. José Luis Repetto. Ed. BAC

Desde ahora estarán divididos cinco en una casa

Jueves de la XXIX semana del tiempo ordinario, feria.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas:

49He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! 50Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla! 51¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división. 52Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; 53estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra».

Palabra del Señor.

21-10 Santos Dasio, Zótico y Cayo

Santos Dasio, Zótico y Cayo, mártires
Santas Úrsula y compañeras vírgenes, vírgenes y mártires
San Hilarión de Gaza, abad
San Malco, monje
San Viator, lector
San Severino de Burdeos, obispo
Santa Cilina, madre de familia
San Vendelino, eremita
San Mauronto de Marsella, abad y obispo
Beato Pedro Capucci, religioso presbítero
Beato Julián Nakaura Jingoró, presbítero y mártir
San Pedro Yu Tae-ch´ol, mártir
Beatos Genaro Fueyo Castañon, Segundo Alonso González e Isidro Fernández Cordero, mártires
Santa Laura de Santa Catalina de Siena Montoya y Upeguí, virgen y fundadora 

Santos Dasio, Zótico y Cayo, mártires. Mártires de Nicomedia de Bitinia. Eran domésticos de Diocleciano y fueron acusados, como represalia al cristianismo que profesaban, de incendiar el palacio. Condenados a muerte, fueron arrojados con piedras atadas al cuello al fondo del mar.

Fuente: Todos los santos. José Luis Repetto. Ed. BAC

Estad preparados

Miércoles de la XXIX semana del tiempo ordinario, feria.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas:

39Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, velaría y no le dejaría abrir un boquete en casa. 40Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre». 41Pedro le dijo: «Señor, ¿dices esta parábola por nosotros o por todos?». 42Y el Señor dijo: «¿Quién es el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para que reparta la ración de alimento a sus horas? 43Bienaventurado aquel criado a quien su señor, al llegar, lo encuentre portándose así. 44En verdad os digo que lo pondrá al frente de todos sus bienes. 45Pero si aquel criado dijere para sus adentros: “Mi señor tarda en llegar”, y empieza a pegarles a los criados y criadas, a comer y beber y emborracharse, 46vendrá el señor de ese criado el día que no espera y a la hora que no sabe y lo castigará con rigor, y le hará compartir la suerte de los que no son fieles. 47El criado que, conociendo la voluntad de su señor, no se prepara ni obra de acuerdo con su voluntad, recibirá muchos azotes; 48pero el que, sin conocerla, ha hecho algo digno de azotes, recibirá menos. Al que mucho se le dio, mucho se le reclamará; al que mucho se le confió, más aún se le pedirá.

Palabra del Señor.

20-10 San Cornelio, santo del NT

San Cornelio, santo del NT
San Caprasio, mártir
San Sindulfo, eremita
San Vital de Salzburgo, obispo
San Andrés «in Crisi» o «Calibita», monje mártir
San Aderaldo, diácono
Santa Adelina, abadesa
Beato Jacobo Strepa, religioso y obispo
Santa María Bertila Boscardin, virgen
Beato Jacobo Kern, religioso presbítero
Beato Shtjefën Kurti, presbítero y mártir 

San Cornelio, centurión. Se trata de aquel centurión Cornelio, de Cesarea de Palestina, a quien Dios eligió para que, por intervención del apóstol san Pedro, empezase en él la evangelización de los gentiles, según se cuenta en el libro de los Hechos de los Apóstoles, capítulo 10. Mientras san Pedro hablaba, descendió sobre los presentes el Espíritu Santo y entonces el apóstol bautizó a Cornelio y a los suyos. Las otras noticias que se han venido dando sobre Cornelio son meramente legendarias.

Fuente: Todos los santos. José Luis Repetto. Ed. BAC

Bienaventurados aquellos criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela

Martes de la XXIX semana del tiempo ordinario, feria.

Lectura del Evangelio según San Lucas:

35Tened ceñida vuestra cintura y encendidas las lámparas. 36Vosotros estad como los hombres que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. 37Bienaventurados aquellos criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; en verdad os digo que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y, acercándose, les irá sirviendo. 38Y, si llega a la segunda vigilia o a la tercera y los encuentra así, bienaventurados ellos.

Palabra del Señor.