¡Si conocieras lo que conduce a la paz!

Jueves de la XXXIII semana del tiempo ordinario. Presentación de la Bienaventurada Virgen María, memoria obligatoria.

1 Mac 2,15-29
Sal 49
Lc 19,41-44

41Al acercarse y ver la ciudad, lloró sobre ella, 42mientras decía: «¡Si reconocieras tú también en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos. 43Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, 44te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el tiempo de tu visita».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: