No escuchan ni a Juan ni al Hijo del hombre

Viernes de la II semana de Adviento

Mt 11,16-19

16 ¿A quién compararé esta generación? Se asemeja a unos niños sentados en la plaza, que gritan diciendo:17 “Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos entonado lamentaciones, y no habéis llorado”. 18 Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: “Tiene un demonio”. 19 Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores”. Pero la sabiduría se ha acreditado por sus obras».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: